Se denominan ritmos latinos a la combinación de varios ritmos como el son, la salsa, la cumbia, bachata, samba, mambo, chá chá chá, rumba, conga, merengue, etc.
Salsa: es el nombre comúnmente utilizado para describir una mezcla de varios estilos de música cubana y afro caribeña. El nombre salsa se refiere específicamente al género particular desarrollado a mediados de los años 70 por grupos de Puerto Rico, Venezuela, Colombia e inmigrantes cubanos y puertoriqueños residentes en Nueva York (Estados Unidos). El término es erróneamente usado en ocasiones para describir cualquier forma de música popular derivada de la música cubana (como el son, el cha-cha-chá y el mambo).
La Bachata: género musical de poca trascendencia pero de muy fuerte arraigo en la clase baja y zonas rurales. Fue tradicionalmente despreciado por los músicos profesionales como carente de calidad y valor artístico.  Tonadas simples y repetitivas, así como letras sencillas y temática machista y de despecho son sus características principales),
Merengue: Es un estilo musical y de baile originado en el caribe. El merengue tiene elementos de la contradanza, la mazurca y el vals europeo, cuya influencia se extendió por Haití, Venezuela y las Antillas, donde se acompañaba con instrumentos típicos como la bordona, el cuatro, el seis y el doce, y más tarde, con la tambora, el güiro, la bandurria y el acordeón. Según algunos nació como una melodía criolla tras la batalla de Talanquera donde triunfaron los dominicanos.